Tampografía personalizada

La tampografía, en la impresión, es un proceso de reproducción relativamente joven. Consiste en una placa metálica o plástica, revestida de una emulsión fotosensible, donde se graba la imagen por un proceso químico, formando un huecograbado. Esta placa es cubierta de tinta y barrida por una cuchilla, y posteriormente un tampón de silicona presiona sobre el grabado de la placa recogiendo la tinta del huecograbado y transportándola sobre la pieza que será impresa por contacto.

Las propiedades únicas de la almohadilla de silicona hace que pueda recoger la imagen desde una superficie plana y su transferencia a una gran variedad de superficies (es decir, plana, cilíndrica, esférica, ángulos compuestos, texturas, superficies cóncavas, convexas, etc.).

Esta técnica la utilizamos para personalizar la multitud de objetos promocionales y corporativos que puede ver en nuestro catálogo.

Maquina para tampografiar Boligrafos con texto impreso